Accueil Polychromies Secrètes
musée des Augustins
Mairie Toulouse
FrançaisEnglishEspañol

Historia material y restauración


Foto de Nostre Dame de Grasse por
Courajod, antes de 1898
(fecha de la muerte de Courajod).

Foto : museo du Louvre, París.
La obra fue pintada varias veces desde el siglo XVI, y estos retoques al exfoliarse le han dado un aspecto caótico. Después fue cubierta sin mucho cuidado con una capa color piedra destinada a uniformizar su aspecto, al principio del siglo XX. Las degradaciones padecidas por la obra únicamente son documentadas a partir del final del siglo XIX. La capa negra que cubría el rostro del Niño fue sin duda causada por la contaminación urbana, una fotografía de 1931 presenta la escultura cerca de una escalera supuestamente exterior. Se sabe que la estatua debe su aspecto desgastado a una limpieza demasiado enérgica, antes de la exposición sobre el arte gótico francés que tuvo lugar en Londres en 1932.

La restauración fue realizada en el museo des Augustins por un equipo de varias restauradoras, Delphine Masson, Juliette Lévy y Marie-Emmanuelle Meyohas, bajo la dirección de Dominique Faunières. Esta restauración representó un trabajo considerable, ya que todas las intervenciones fueron realizadas con escalpelo y una lupa binocular. El objetivo principal de las restauradoras era mejorar la policromía y si posible obtener la policromía de origen.

Fue precedida de numerosos estudios (de 1998 a 2001), a fin de distinguir los retoques históricos de los retoques de restauración posteriores. Las restauradoras estudiaron la capa pictórica con una precisión creciente, primero con una simple lupa, y con lupa binocular, y por fin mediante análisis de micro-tomas. Estas tomas permitieron por ejemplo, realizar que el abrigo original de la Virgen, supuestamente rojo, en realidad era blanco. De estos diversos exámenes, las restauradoras concluyeron que la capa más antigua también era la mejor conservada, mientras los retoques, que tendían a exfoliarse, eran de calidad mediocre.

La restauración de Nostre Dame de Grasse es ejemplar: por su importancia insigne la complejidad de los problemas planteados, justificó la creación de una comisión específica, compuesta de conservadores y especialistas (la Señora Pradalier-Schlumberger, profesora en la universidad de Toulouse y el Señor Jean-René Gaborit, antiguo conservador general encargado del departamento de las esculturas del museo del Louvre ) además de los representantes del museo des Augustins, los del C2RMF (Centro de investigación y de restauración de los museos de Francia) y los restauradores concernidos. La restauración ha permitido, al cabo de varios años de trabajo, reencontrarse con una obra de arte incontestable del final del gótico, en el respeto de una obra cuyo estado original está perdido para siempre, pero al cual la restauración emprendida hace justicia. La misma ha consistido en retirar los retoques, una corrección de los tonos de los elementos estructurales y de las roturas y eventuales retoques a fin de devolver a Nostre Dame toda la sutileza de su modelado ofreciendo al mismo tiempo una idea de su gama colorada original.
 


Paleta de tomas para la restauración de Nostre Dame de Grasse.