Accueil Polychromies Secrètes
musée des Augustins
Mairie Toulouse
FrançaisEnglishEspañol

La investigación en la historia del arte


Nostre Dame de Grasse, detalle del
cabello, tras restauración.

Foto : Daniel Martin



Vierge de Gommecourt, detalle del
cabello, (Yvelines).

Foto: Restauradores
 
Los investigadores en historia del arte antiguo y del arte medieval se encuentran muy a menudo confrontados a obras sin firma, de las cuales no disponen de casi ninguna información. Se dice de estas obras que son huérfanas.

El análisis estilístico de la obra se convierte en el primer elemento de identificación. Gracias al estudio de las formas y de su evolución, se trata de distinguir entre los aspectos estilísticos (ej.: la forma de un ojo, el tratamiento del cabello, la representación de un movimiento o de una profundidad…) los que son propios a una época, a una región, e incluso a un foco artístico o a un artista específico. Es el método de Giovanni Morelli al final del siglo XIX. La comparación del estilo de la obra estudiada con él de otras obras mejor documentadas o de misma naturaleza ayuda a situarla más precisamente.

El conocimiento del contexto histórico – político, económico y social – es muy útil para entender las circunstancias del pedido e interpretar la iconografía, en especial cuando la obra desempeña una función pública.

Los análisis científicos realizados por los restauradores antes de una intervención aportan informaciones sobre la técnica, la estructura y el modo de fabricación de la obra que pueden confirmar o invalidar una hipótesis de atribución o de datación.